Preparar el piso pélvico para el parto

Preparar el piso pélvico para el parto

Este taller para preparar el piso pélvico para el nacimiento, se crea por necesidad de las mujeres de re-aprender a sentir y a conectarse con la zona pélvica desde una perspectiva integral, sobre todo, antes de convertirse en mamás.

Por nuestro estilo de vida, en ocasiones, se nos hace súper difícil abrir nuestra comunicación con el cuerpo, con lo que sentimos y sobre todo, con una zona tan poco reconocida como el piso pélvico. Por esto, a través de la Conciencia Pélvica intentaremos aumentar la percepción a través de la respiración, el movimiento y la propiocepción del cuerpo. Todo ello haremos siempre respetando los ritmos que cada una necesite y en las semanas de gestación que se encuentre.

Para preparar el piso pélvico Pélvico te invitamos desde la semana 28 de gestación en adelante.

Contenido:

    • Conocer mejor la zona pélvica: su estructura (la pelvis), la musculatura del periné o las vísceras.
    • Tonificar, flexibilizar y relajar los músculos de esta zona.
    • Aprender a sentir y a tomar consciencia de la zona pélvica.
    • Potenciar las posibilidades de tu mapa sensorial en todas las partes que la componen.
  • Reconciliar e integrar esta parte de nuestro cuerpo con el resto ya que esta es una zona con especial dificultad por la historia cultural o personal de muchas mujeres.
  • Fortalecer el cuerpo para el parto. Es un trabajo de refuerzo para la mujer en esta etapa y que ayuda a la mujer a tener un parto lo mejor posible, más consciente.
  • Recuperación post parto. Para tener conocimiento de todos los cambios en el cuerpo que va a pasar la mujer en este momento.
  • Mejorar la actividad sexual, la satisfacción y placer del cuerpo.

El taller grupal está organizado en 1 sesión de 90 minutos y utilizaremos imágenes, moldes, balones, entre otros. Intentaremos que todo resulte lo más claro posible para que puedas aprender sobre tu piso pélvico, a conocerlo y sentir tu cuerpo. 

Embarquémonos en esta aventura. Vamos a sentir, conocer, respirar, relajarnos y disfrutar pero si quieres que se integre en tu vida, que tenga una continuidad y que veas cómo sientes y vives los cambios, tienes que llevarlo a la práctica en tu día a día, por lo que todo lo que realicemos en este taller hay que practicarlo y lo más importante, ¡disfrutar todo lo que puedas!